“Ya No Soy El Chamaco Desubicado Aquel”: Octavio Torres


Nacido hace 19 años en León, Guanajuato, el llamado “Niño Malcriado” del Rodeo Mexicano, inicia en este 2012 el proceso de convertirse de “una promesa” en una auténtica “realidad”; Octavio Torres, hoy por hoy, se ubica en la cuarta posición de la tabla general luego de concluidas quince etapas del Tour “Nacidos Ford, Nacidos Fuertes” presentado por Wrangler de Cuernos Chuecos y numéricamente es el segundo mejor mexicano de la élite del jineteo de toros en América Latina.

Dejando de a poco esa etiqueta de “Niño Rebelde”, la famosa “Tachuela”, nos habla de ese proceso de madurez como persona la cual atraviesa y que hoy se ve reflejada en su personalidad como jinete, “Ya no soy el chamaco desubicado aquel, claro que sí, lo que pasa es que ya casi no peleo con todos los demás -jajajaja- tenía una mala reputación y ahora trato de estar cambiando día a día”.

Iniciándose en el deporte más extremo del mundo con Cuernos Chuecos, siendo apenas un niño, Octavio Torres, en la actualidad numéricamente atraviesa su mejor momento, si bien, aun sin obtener un título en el actual certamen, si encontrando un factor clave para posicionarse solo por debajo de Alfonso Orozco, Simao Da Silva y Washington Venancio, la regularidad; este exitoso 2012, es tomado con serenidad por el jinete leonés, “cada Tour siempre trato de disfrutarlos al máximo y este es uno de los que más he disfrutado, porque gracias a Dios me ha tocado vivir muy buenas experiencias”.

De igual forma, el jinete y charro guanajuatense, asimila con toda calma la responsabilidad de codearse con jinetes de ”peso completo” y más aun, tirar del carro de la nueva camada de jinetes mexicanos participantes del circuito de rodeo más prestigiado en América Latina, Cuernos Chuecos, “No es ninguna presión para mi, gracias a Dios, cuando he estado bien físicamente siempre he estado en los primeros cinco lugares y no es ninguna presión, al contrario siempre trato de disfrutarlo”

Finalmente, Octavio Torres es el continuador de una dinastía de éxito y prosapia para la historia del Jineteo de Toros en México, la “Dinastía Torres” de León Guanajuato, Octavio Torres, se pronuncia sobre la responsabilidad de llevar sobre sus hombros el peso de este apellido, de preservar un legado de los multilaureados Óscar y Francisco Torres, leyendas vivientes del jineteo mexicano, y hermanos mayores de la “Tachuela” de León, Guanajuato, “En un inicio si me pesaba mucho porque mis hermanos fueron algo muy importante en esta empresa, pero creo que ahora si empiezo a ayudarle un poco al apellido”.

Octavio Torres, buscará en la Plaza de Toros Monumental de San Buenaventura, Coahuila, adjudicarse su primera etapa del año y mantenerse entre los jinetes punteros del certamen 2012, la cita, este sábado 13 de octubre a las 20:00 horas, la etapa XVI de Cuernos Chuecos promete ser inolvidable.

Comentarios

Nuestros Patrocinadores